Los Deseos Profundos

Los-Deseos-Profundos
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram

Me gustaría darte una buena noticia y es la siguiente: los deseos profundos siempre se cumplen. Cuando uno desea algo desde lo más profundo de sus entrañas siempre lo acaba consiguiendo. Ponte a pensarlo, es completamente lógico. Un deseo profundo al que se le ha puesto conciencia es como la voz de un niño al que le has prometido gominolas: te lo va a recordar hasta la extenuación, hasta buscar la manera de conseguirlas. Jamás se rendirá

Que es un deseo Profundo

Pero no vayamos tan deprisa, ¿Qué es un deseo profundo? Es algo que está en el interior de la persona y que siempre es bueno para ella, pero que solo aflorará si se lo permitimos y le ponemos la suficiente luz y conciencia. La mayoría de nuestros deseos bullen en el inconsciente, pero no le damos un cauce para lograrlos.

Nos pueden parecer sueños imposibles, o bien los criticamos sin recato, entrando en una pelea con nosotros mismos, que solo conduce a un absurdo bloqueo.

Paso a Paso

Si hay algo en nuestro interior que quiere aflorar debemos darle un espacio y escucharlo, sin juzgarlo por imposible o negarlo por inadecuado. Si tu interior te dice que puedes conseguir algo, sencillamente debes hacerle caso. Es tan sencillo como que tu interior te plantea algo y tu simplemente lo pones encima de la mesa.

El siguiente paso es analizar las dificultades para conseguir lo que se nos propone. En este paso es muy importante no juzgar, solo analizar dificultades objetivas. El siguiente paso es escuchar si realmente eso es bueno para ti ahora, aunque te parezca imposible. Si así fuera, el último paso es pedirle a tu interior que te haga ver como puedes lograr los medios para conseguir el objetivo. Si es bueno para ti el universo va a conspirar contigo para que lo consigas.

Como trabajar el Deseo Profundo

Los deseos profundos también se pueden trabajar de fuera para dentro. Imagina que hay algo que desde hace tiempo piensas que querrías conseguir. Ahora es simplemente un pensamiento en el consciente. El siguiente paso es preguntarle a tu interior si eso es sencillamente bueno para ti. Nuestro interior conoce todo el puzzle y sabe, si eso que anhelamos, en este momento es adecuado para nosotros.

No preguntes con mentalidad de carencia, sintiendo si te lo puedes permitir o no, si es muy caro o barato, o cualquier otra cosa que lo límite. Simplemente pregúntate si es bueno para ti en este momento.

Si así fuera, debes comenzar un proceso parecido al anterior. Mira las dificultades y pregunta a tu interior, como puedes lograr los medios para su consecución. No debes planearte si los tienes o no, simplemente si esto es bueno y adecuado para ti en este momento. Si fuera así, recuerda que el universo conspira contigo para que logres el éxito.

En ambos casos, a partir de este momento, debes focalizar tu objetivo, recordándotelo varias veces al día y visualizándolo de manera eficaz y, efectuando asimismo afirmaciones eficientes para lograr lo que te propones.

Dudas que puedes tener sobre los Deseos Profundos

Y ahora, ya se que en la mente de algunos de vosotros está la pregunta, ¿Y qué pasa si el deseo no se cumple, si he puesto todo de mi parte y no lo he conseguido? Esto se debe siempre a que no has escuchado bien tu interior. Si, de verdad, créeme, esa es la única razón y te lo explico. O bien el deseo no era profundo y no te diste cuenta, o bien estabas pidiendo cosas que tu interior, desde una visión mas global, ha juzgado que, en este momento, no era bueno para ti.

Pero en esto, te aseguro, que si la apuesta está bien lanzada, el fracaso es totalmente imposible. Si yo pidiera correr los 10 metros por debajo de 10 segundos, seguramente no lo lograría, pero con independencia de las circunstancias físicas, la razón principal y quizá única de no conseguirlo, es que no es, en ningún caso, uno de mis deseos profundos.

Los Beneficios de trabajar el Deseo Profundo

Para que no pongas esfuerzos en cosas que no te van a salir, debes utilizar siempre la misma prueba del algodón: escucha bien a tu interior y no te engañes. Si tienes muchas ganas de que algo salga, es un síntoma de que viene de tu interior. Si algo te dice que va a salir, aunque no sepas como, también se un síntoma muy bueno. Si tienes una serena certeza no basada en ninguna prueba externa, también es un síntoma fantástico. Si sientes libertad interior, es la bomba.

Escucha tu Interior

Aprender a escuchar el interior, te ahorra muchos quebraderos de cabeza, y te ayuda a ir sobre seguro. Te aconsejo el artículo “ESCUCHAR TU INTERIOR”. Te aclarará muchas dudas

Artículos destacados

¿Todavía no tienes tu regalo?

Solicita aquí el acceso a mi masterclass y el ebook «10 vitaminas para la prosperidad». Te sorprenderás de todo lo que eres capaz de lograr.

Ir arriba