Las constelaciones familiares

constelaciones familiares
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram

Las Constelaciones Familiares son un instrumento desarrollado por Bert Hellinger para que la persona encuentre un buen lugar en el organigrama familiar, que le ayude a dejar atrás viejas creencias familiares que ya no le sirven y miradas que conducen a la enfermedad y la muerte, con el objetivo de potenciar una mirada hacia la vida distinta.

Para Hellinger, en “Los ordenes del amor” (p.490), “lo más importante fue reconocer que detrás de todo comportamiento, por muy extraño que parezca actúa el amor. Y que también detrás de los síntomas que una persona presenta siempre actúa el amor”. Curiosamente, por amor, una persona ocupa posiciones en el organigrama que le pueden llevar a la enfermedad y al sufrimiento, e incluso a la muerte. Desde ahí, “por tanto lo decisivo en terapia, es encontrar el punto en que el amor se concentra. Esa es la raíz y desde allí siempre se encuentra el camino de la solución, ya que la solución siempre pasa por el amor”. Por lo tanto en el método de las constelaciones familiares, se trata de cambiar una forma de amor que te lleva a un lugar que ya no te ayuda, por otro amor que en este momento te potencia y te ayuda a resolver las situaciones actuales.

Para las constelaciones familiares es muy importante, siempre, dar un lugar a todos los miembros del organigrama, en especial a los excluidos, ya que si no será otro miembro del organigrama, a lo mejor un hijo o un hermano, el que ocupe su lugar. Por lo tanto, todos pertenecen al sistema por igual, y a todos hay que darles el lugar que les corresponde, sin excepción. Desde ahí, es más fácil que se pueda encontrar el equilibrio entre el dar y el tomar y las otras polaridades.

Uno de los desequilibrios mayores en constelaciones se da cuando el cliente no está correctamente colocado en relación con los padres. Desde ahí, puede haber logros parciales, pero no el éxito. La base del éxito es, colocar a nuestros padres como padres, aceptar que llegaron antes que nosotros al sistema, no dar preeminencia a uno sobre el otro, honrarles, tomar de cada uno de ellos y ser capaz de verles como la unidad que te trajo a la vida. Si todo esto se produce, y a veces es el trabajo de toda una vida, el éxito en nuestros proyectos, personales y empresariales, comienza a aparecer. Cada paso que demos en esta dirección, multiplica el éxito en nuestra vida y lo garantiza. Es la base perfecta para cimentar todos nuestros proyectos.

Muchas personas piensan que pueden tener éxito sin dar estos pasos. Mi pregunta es ¿Sobre qué base se puede cimentar ese éxito? ¿Los cimientos serían firmes?

La gran aportación de las constelaciones familiares es que si el propósito de una persona es la riqueza, puede acceder a ella aunque su padre haya sido pobre, basta con honrarlo y tomarlo, al igual que con la madre. Y lo mismo con todo lo demás, ser un gran atleta, aunque su padre haya sido gordito, o un maestro en leyes aunque su padre haya sido analfabeto, ser un profesional de grandísimo éxito aunque la madre se haya dedicado a sus labores o ser catedrático de universidad, aunque su madre no supiera escribir. La energía del universo viene a nosotros a través de nuestra madre y de nuestro padre. Negarles a ellos es negarnos a nosotros mismos y al éxito. Honrarles es abrir de par en par las puertas de nuestra grandeza y de todas nuestras posibilidades.

En el ámbito empresarial, hay que tener presente la importancia que tienen los fundadores de una empresa y honrarlos como tales. Posteriormente se trata de dar a cada persona el lugar que le corresponde en la empresa. Después hay otros elementos que iremos desarrollando en artículos posteriores.

Con respecto a las constelaciones individuales, hay personas que se preguntan sobre su validez, existiendo las constelaciones grupales. En principio los temas deben tratarse en estas últimas, pero hay veces que las individuales son muy útiles. Se trataría de los siguientes casos:

  1. Cuando una persona no puede esperar y necesita trabajar algo y no tiene fechas cercanas en grupales. Siempre es mejor avanzar que no avanzar. Por otro lado el terapeuta descubrirá si tiene que diferir el tema a una constelación con personas físicas.
  2. Para determinados elementos de las constelaciones organizacionales, especialmente determinados trabajos con directivos y responsables de empresas.
  3. Como refuerzo de las constelaciones grupales. Una constelación está viva y tiene efectos durante los dos años siguientes a su realización. Existen muchos días en que los temas quedan abiertos después de una constelación, porque ese día no se ha podido avanzar más. El refuerzo de una constelación individual es muy aconsejable.
  4. Cuando la persona tenga problemas de diversos ámbitos en relación con los grupos. Recuerdo una constelación con una persona cuyo abuelo había sido un soldado alemán en Auswichtz y que había hecho auténticas aberraciones. Primero se hizo un trabajo individual durante varias sesiones y luego se hizo un trabajo grupal, durante el que no fue necesario entrar en detalles, aunque los muertos inundaran la sala y la densidad se palpase. Lo importante es avanzar.

Con respecto al dinero y las constelaciones, hay veces que, con un simple cambio de movimiento, el dinero puede empezar a aflorar. He tenido varios casos, que comentamos en otros artículos.

Mi experiencia finalmente es que, la mayor valentía del ser humano consiste en asumir tu propia maleta, sin echar culpas a nadie, ni justificarte, por muy duras que hayan sido las heridas. Recuerdo que Bert Hellinger nos decía que hablar de perdón hacía los padres es un acto de prepotencia porque finalmente hay que decir si a todo lo que pasó y tal como pasó. Simplemente asentir. Desde ahí, cualquier cambio es posible. Ya no importa lo que pasó, si no hacia dónde quieres mirar. ¿Te ayudo?

Artículos destacados

¿Todavía no tienes tu regalo?

Solicita aquí el acceso a mi masterclass y el ebook «10 vitaminas para la prosperidad». Te sorprenderás de todo lo que eres capaz de lograr.

Ir arriba