Prosperidad

Asociamos la prosperidad principalmente al dinero.

Pero en realidad, la prosperidad es algo mucho más amplio.

La prosperidad es un estado mental y emocional en el que todo fluye de forma muy dinámica y en terminos absolutamente positivistas, de tal manera que somos capaces de atraer a nuestra vida todo aquello que deseamos: dinero, amor, salud, éxito..

Sin embargo, y aunque nacemos con total predisposición y dones para la prosperidad, a lo largo de nuestra vida nos vemos afectados por influencias y creencias externas que van socavando esa capacidad innata para la prosperidad y la abundancia.

En nuestra mente en desarrollo se implantan creencias limitantes que nos hacen bloquear inconscientemente la capacidad de realizar nuestra vida ideal.

Y es en este sentido en el que yo aplico mis conocimientos, desterrando definitivamente de tu forma de pensar esos factores que producen la carencia y transformando tu enfoque para que puedas lograr tus metas.

 

¿En qué puedo ayudarte?

Mi trabajo consiste en ayudar a personas y empresas a desbloquear sus problemas con la prosperidad.

A veces las personas están a un solo paso de la abundancia y no lo saben porque están repitiendo y repitiendo los patrones de siempre Otras veces personas y empresas creen profundamente en la carencia, y su toma de decisiones tiene como norte la propia carencia. Desde ahí, las decisiones son siempre erróneas, aunque a veces traigan resultados a corto plazo.

El final, como el principio, es la carencia.

Como parte del proceso es muy importante detectar los problemas, y ayudar a que el cliente encuentre las diferentes vías de solución.

Aunque parezca increíble, tanto personas como empresas pueden acceder a los recursos adecuados a sus necesidades, si lo hacen desde el planteamiento adecuado.

Es imposible que un proyecto realmente próspero no encuentre otra cosa que no sea prosperidad y que un proyecto exitoso no recorra la vía del éxito. “Lo que tienes se te dará…..”

Por tanto, es aconsejable caer en la cuenta y destapar el punto desde el cual se hacen las cosas.

Recuerda que lo fácil es crear prosperidad y lo difícil es crear carencia.

Hay que hacer un esfuerzo muy grande y contumaz en la dirección equivocada para conseguir negarte la abundancia.

La prosperidad está en el universo entero. La carencia solo está en tu mente y en tus emociones.

SUBIR